Buscar este blog

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Mujer amante


El riesgo de la aventura le dio ese sabor picante,
que me mantiene anhelante ceñido de tu cintura,
una especie de locura vestida de travesura,
enmarcada en la impostura de un proceder excitante.

Por cierto tienes marido y esta actitud me condena,
a esconderme de la escena por un placer mal parido,
sin sentirme dolorido, te disfruto con vehemencia,
con la debida prudencia porque tu ser me envenena.

El riesgo es enamorarme, eres mujer peligrosa,
sumisa fiera mimosa, con garras para atraparme,
debería preocuparme, mas me deleito con ello
y enredado en tu cabello, gozo al sentirte fogosa.

Eres la trampa viviente, que atrapa a cualquier amante,
voluptuosa y arrogante, dulce, tierna y muy ardiente,
con tu carita inocente y tu traviesa mirada,
fingiéndote enamorada, tú te mantienes distante.

Eres una loba en celo, infiel, tramposa, insaciable,
un placer irresponsable que deleita hasta el desvelo,
peligroso caramelo, por adictivo y perverso,
soy feliz en tu universo, aunque suene despreciable.

8 comentarios:

  1. me ha gustado mucho. felicidades...hay mujeres asi ......de lobassssssssssssss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja ja ja, me alegra, amiga que te haya gustado, un beso

      Eliminar
  2. El riego de enamorarse, es un sentimiento bello, más pienso que no es conveniente cuando las partes comprometidas están. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que la inconveniencia hace excitante aquello de amor prohibida...

      Un beso, amiga

      Eliminar
  3. mujeres... inconmensurables... todas bellas...
    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quien se puede negar, amigo?

      Me alegra tu visita

      Eliminar